Economía

El Banco de España ve viable redefinir los impuestos y las exenciones

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, ha comentado que hay «margen para redefinir la estructura impositiva en España ante las dudosas exenciones o tipos generales reducidos y que distorsionan los ingresos».

Tras la finalización de la Asamblea anual del Instituto de Empresa Familiar de 2019, Hernández de Cos considera que la economía española tiene un gran reto al tener que reducir su elevado endeudamiento y bajar el déficit público. Según él, España debe seguir con el Pacto de Estabilidad que se firmó con Bruselas y con las recomendaciones de la UE ya que ahora ha salido del procedimiento correctivo por exceso de déficit.

«Estas directrices (de la UE) serán las adecuadas», ha señalado, además de pedir que se revisen los gastos públicos y los ingresos, y que se redefina la estructura de los impuestos para un mayor margen de actuación contracíclico ante eventualidades negativas futuras.

«Una revisión de la composición de los gastos y de los ingresos públicos podría también contribuir de forma decisiva a la mejora del crecimiento potencial de la economía. Existe margen tanto para aumentar la eficiencia del gasto público y reorientar su composición…como para redefinir la estructura de la cesta de impuestos con el objetivo de que favorezca más el crecimiento».

Para Hernández de Cos hay elevados beneficios fiscales en el sistema impositivo debido a las exenciones, deducciones, y tipos especiales reducidos, que son el problema de que se pierda dinero en la recaudación.

Además, ha comentado que las reformas deberían hacerse por vía impositiva para evitar que cambien con cada gobierno por no tener un consenso político.

A pesar de que el Banco de España augura un crecimiento de la economía española en positivo, lo cierto es que también habla de una desaceleración gradual para los próximos tres años, hasta una tasa del 1,5%. A eso se le une el contexto mundial complejo por el riesgo del «brexit» del Reino Unido y de medidas proteccionistas en Estados Unidos.

A nivel interno, Hernández de Cos tiene también dudas sobre el futuro de las políticas económicas, no solo con la política presupuestaria, sino también las reformas estructurales. Queda a la espera de los resultados de las elecciones generales que den finalmente un gobierno fuerte que sepa encarar los problemas.

Fuente: Expansión.