Economía

La población extranjera sigue en aumento: el mayor desde 2008

La población extranjera aumenta hasta los cinco millones de personas en 2018 haciendo superar la población en España a los 47 millones por primera vez en 2013.

Desde 2013 no habíamos conseguido que la población española superar los 47 millones de habitantes, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas, INE. Y todo gracias a la población extranjera.

Según los datos, respecto del año anterior, se refleja un crecimiento del 0,6%, el mayor aumento que se ha registrado desde 2009.

La evolución en positivo del aumento se debe en gran medida al flujo migratorio ya que, por segundo año consecutivo, se puede ver cómo la población nacional mengua, al contrario que la extranjera, que crece en 290.573 personas, un aumento del 6,1%, considerada la mayor subida desde 2008, siendo ya dos años consecutivos de subidas tras cinco de caída.

La población nacional decae

Con un inicio de declive de la población y un envejecimiento imparable en la demografía de España, parece que la inmigración es la clave para que el «invierno demográfico» no sea tan duro.

De hecho, el total de habitantes a comienzos de 2019 ha superado las previsiones del INE que no esperaba que se alcanzaran los 47 millones de personas en España hasta el año siguiente, en 2020. Sin embargo, el crecimiento del 0,6% respecto al año pasado ha superado la tasa de crecimiento anual que el Instituto había cifrado entre el 0,45 entre 2018 y 2021.

La fluctuación de la población española

La población extranjera tiene la segunda subida por año consecutivo, siendo este 2018 el doble que se registró un año antes. Actualmente, la cifra alcanza los 5.025.264 personas extranjeras en españa, una cifra que ya se había situado en los cinco millones desde 2014 y que, desde esa fecha, ha ido subiendo lentamente, alcanzando actualmente el 10,7% de la población total.

Sin embargo, España se enfrenta cada día más a un problema en la economía española debido a que cada vez son más las personas en edad de jubilación y, el temor de la caída de la población supone un peligro para la viabilidad del sistema de pensiones y del Estado de bienestar. Uno de esos problemas es que cada vez hay más jubilados y menos nacimientos. Según los datos, el 15,7% tiene menos de 16 años, el 36,3% entre 16 y 44 años, el 28,7% entre 45 y 64; y el 19,3% 65 o más años, lo que implica una distribución que perjudicaría el futuro de España a nivel de pensiones.

En cuanto a nacionalidad, la diferencia más grande está en el porcentaje de personas de 16 a 44 años. Si nos centramos en población española, el porcentaje de este grupo es del 34,1%, pero, si miramos el mismo grupo de edad para la población extranjera, esa cifra se eleva al 55% de los extranjeros. De hecho, el 78% de la población extranjera está en edad de trabajar frente al 62% de la población española, lo que indica actualmente que es la inmigración la que podría acabar pagando las pensiones de los españoles en edad de jubilarse.

Actualmente la edad media de la población inscrita en el Padrón es de 43,4 años. En el caso de los españoles sería de 44,2 años, mientras que los extranjeros sería menor, 36,1 años, salvo en el caso de los ciudadanos de países Europeos, que se cifra en 40,2 años. Ahora bien, en el caso de extranjeros con nacionalidad alemana o británica, la edad media supera a la de los españoles.

Las principales nacionales extranjeras en España

Los datos aportados por el INE en su informe detallan cuáles son las principales nacionalidades extranjeras en España, constatando los mayores aumentos durante 2018 para los ciudadanos venezolanos, con 41.956 personas más, marroquíes, con 41.889 más, o colombianos, con 40.495 más.

Por el contrario, los países con mayores descensos se registran en Rumanía, con 6.571 personas menos, Bolivia, con 3.836 menos, y Ecuador, con 3.596. En términos relativos, entre las nacionales con mayor número de extranjeros, los incrementos van para países de Venezuela, con el 43,9%, Honduras, con el 27%, o Colombia, con el 24,4%. En cuanto a grupos de países, los más numerosos son en realidad los de la UE-28, con un 36,3%, seguidos por África, con un 22,3%.

Los extranjeros eligen ciudades clave

La población extranjera no se reparte de manera uniforme por las ciudades españolas. Comunidades como Cataluña, Madrid o Comunidad Valenciana concentran el 54% de la población inmigrante.

Fuente: ElEconomista.