España

Detienen a una red que traficaba con ‘Pantera Rosa’

Madrid, Guadalajara, Burgos y Huesca han sido las ciudades de donde han sido detenidos veinte miembros de una banda de narcotraficantes acusados de traficar y vender ‘Pantera Rosa’, una droga agresiva y costosa.

‘Polvo rosa’, ‘Tucibi’, o ‘Pantera Rosa’. Tres nombres diferentes para una misma droga, agresiva y bastante costosa. Se trata de una «cocaína rosa» creada químicamente y especialmente peligrosa debido a los componentes que lleva y que pueden provocar secuelas si se consume de manera continuada a corto plazo.

Esta semana, la Guardia Civil ha detenido, bajo el nombre Operación Benás, a una veintena de miembros de una red de narcotraficantes en Huesca, Madrid, Guadalajara y Burgos, que distribuían la droga conocida como ‘Pantera Rosa’. Están acusados de un delito contra la salud pública, pertenencia a una organización criminal, tráfico de drogas y blanqueo de capitales. Además, han encontrado dinero en efectivo, móviles, coches y otras drogas como marihuana o hachís.

Los detenidos en la Operación Benás, según ha informado el Instituto Armado, son dieceiséis hombres y cuatro mujeres, de entre 25 y 64 años. Los 15 registros domiciliarios han dado lugar a incautar más de 30 kilogramos de cocaína y tucibí, así como el desmantelamiento de siete puntos de venta en esas provincias.

La Operación Benás

Según han informado, la Operación Benás había empezado su marcha a comienzos de junio de 2018, en Ribagorza, Huesca, cuando la Guardia Civil recibió información sobre un grupo de personas que residían en la zona y que se dedicaban a actividades no lícitas, como era el tráfico de drogas.

Después de varias investigaciones, se determinaron que tenían varios puntos de venta y procedieron a la identificación y estatus de cada uno de los integrantes del grupo dentro de la red, que era la que ejercía el control de la venta de marihuana, hachís y cocaína.

Con los datos sobre el origen y procedencia de la droga, llevaron a cabo varias entradas y registros de domicilios de Guadalajara, Burgos, Madrid y Ribagorza, en Huesca.

Además de la cocaína y la llamada tucibí, los agentes también han conseguido recoger 600 gramos de polen de hachís, un kilo de marihuana, 15 básculas de precisión, herramientas para poder manipular la droga, documentación contable, 20.450 euros, ocho vehículos, una pistola simulada, munición, 44 teléfonos móviles, seis tabletas, cinco ordenadores portátiles y dos discos duro.

La droga ha sido encautada antes de que pudiera ser distribuida desde Madrid a los distintos puntos de venta de la organización, ya que era adquirida directamente desde los países de producción que conseguían la entrada de esos paquetes para que llegaran a Madrid y, de ahí, vender en los puntos de venta de Madrid, Burgos, Guadalajara y Huesca.

Los desplazamientos eran llevados a cabo bajo fuertes medidas de seguridad que evitaban su localización, con el objetivo de llegar a las ciudades y ser vendidas en los puntos habituales de venta.

La red de narcotraficantes había alcanzado un nivel de especialización bastante alto, no solo en la adquisición y transporte a España, sino también en la distribución, lo que permitía incrementar los beneficios económicos.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Boltaña (Huesca) por presuntos delitos contra la salud pública, tráfico de drogas, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Siete puntos de venta en Huesca, dos en Burgos, y diversos domicilios en Madrid y Guadalajara han sido desarticulados como puntos de venta de droga y almacenamiento de la misma para una posterior distribución por el territorio nacional.

La droga de la élite

La droga conocida como ‘Pantera Rosa’, ‘tucibí’ o ‘polvo rosa’ es muy conocida en Argentina y denominada la ‘droga de la élite’ por el elevado precio que tiene. De hecho, su consumo solo se podía dar a través de clubes exclusivos de Buenos Aires.

La 2CB es en realidad una droga sintética elaborada en Estados Unidos por el farmaceútico Alexander Shulgin en 1974. Sus efectos son parecidos a las drogas LSD o MDMA, por lo que es considerada agresiva y peligrosa para el ser humano.

Fuente: ElConfidencial.