España

El Supremo da permiso a los presos elegidos del 1-O para recoger sus actas

El Tribunal Supremo (TS) ha dado permiso a los presos elegidos del próximo 28 de abril para que puedan acudir al Congreso o al Senado a recoger las actas como parlamentarios. Ahora mismo, este es el único punto que no se ha discutido con respecto a las repercusiones que puede haber sobre las elecciones generales en el desarrollo de la vista que, actualmente, está llevándose a cabo en el Alto Tribunal y que se espera que termine para antes de junio, aunque es algo que se ve muy difícil por el desarrollo que está llevándose en estas semanas.

Tanto la Junta Electoral Central (JEC) como el Tribunal Supremo han estimado que las previsiones legales son claras con respecto al ejercicio del derecho de participación política de los presos preventivos. Debemos recordar que Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez se presentarán a los comicios, Junqueras y Romeva en las listas de ERC; y Turull, Rull y Sànchez en las de JxCat. Todos ellos solicitaron al TS quedar en libertad para participar en la campaña.

El TS concedió 24 horas a las partes del proceso para que expresen esa postura ante la solicitud y lo previsible, tras hacerlo, es que la Fiscalía informe desfavorablemente la petición.

Solicitud de celebrar actos electorales en prisión

Tras la resolución de la petición de libertad, el TS estudia ahora la solicitud de celebrar actos electorales en prisión, actividad que las Instituciones Penitenciarias han informado desfavorablemente sobre ellas alegando que no se dispone de los medios apropiados para llevarlos a cabo.

Ahora bien, el Supremo parece que no va a poner impedimentos para la celebración de esos actos pero sí dejará el asunto en manos tanto de la Junta Electoral Central como de las autoridades penitenciarias que serán las que tenga la última palabra para conocer si los actos electorales se celebrarán o no.

La Junta Electoral dividida

La Junta Electoral Central está dividida. Dos miembros se pronunciaron a favor de permitir organizar un acto electoral en la cárcel a los presos elegidos el 1-O. Sin embargo, nuevo miembros están a favor de que sea el Tribunal Supremo el que zanje el problema y no la Junta Electoral.

La JEC está formada por trece miembros, pero dos de ellos, Luciano Varela y Ana Ferrer, no participan en los asuntos relacionados con el 1-O debido a que forman parte del tribunal que juzga el caso actualmente.

Tanto el TS como la JEC cree necesaria una decisión que permita ejercer los derechos políticos de las personas privadas de libertad siempre que estén en plenitud de sus derechos fundamentales, y, como presos preventivos, no están sujetos a una condena firme.

Sin embargo, sí quieren impedir que una limitación indebida de los derechos de participación plítica de los presos se traduzca en un pronunciamiento contra el Estado español por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Fuente: LaVanguardia