Euskal Herria

El PNV considerará la quiebra del pacto estatutario como una «agresión»

Andoni Ortuzar se implicará en Madrid en caso de que se garantice «el autogobierno y su actualización».

El PNV quiere que se entiendan bien las cosas, tanto por el lado de las izquierdas como por el lado de las derechas. Y ha anunciado que sus dirigentes se implicarán en la política nacional después de las elecciones generales del próximo 28A en caso de que el PSOE necesite sus escaños. Pero, para ello, será necesario que haya un compromiso con el autogobierno vasco y con una actualización por vías legales y democráticas.

Andoni Ortuzar, presidente del PNV, así lo ha dispuesto en el discurso del Aberri Eguna, el día de la Patria Vasca: «Nuestro nivel de corresponsabilidad en las instituciones del Estado estará ligado directamente al respeto a nuestra soberanía nacional, la que hoy tenemos y la que nuestra ciudadanía decida en el futuro».

También a los partidos de derechas les ha dejado claro que considerarán una «agresión» cualquier «quiebra del pacto estatutario» y que cualquier acción en ese sentido «recibirá una contundente respuesta política y social».

«Ojo, que esto va en serio. Estaremos legitimados para dar, desde la democracia, una respuesta política y social acorde con la agresión que se nos pretenda hacer», ha comentado Ortuzar quien ha recordado que hay partidos que quieren suprimir el Estatuto de Gernika en nombre de la Constitución. «Han abierto el tarro de las esencias españolistas y el aroma que sale y lo que contiene no nos gusta nada. Es rancio, es excluyente, es involución, es sobre todo anti: antilibertad», a lo que ha seguido un aplauso multitudinario.

Acompañado de Íñigo Urkullu y Aitor Esteban

El lehendakari Íñigo Urkullu y el cabeza de lista al Congreso, Aitor Esteban, han estado acompañando a Ortuzar en el atril con el objetivo de que se vea que el PNV es un partido en Madrid que busca mejorar la calidad de vida de los vascos.

«Ser patriota, defender y promover Euskadi es consolidar una convivencia integrada e integradora», ha explicado Urkullu que, además, ha repasado algunos logros en Euskadi y a asegurado que lo que importa es el trabajo diario pensando en el bienestar, demandas y necesidades de los ciudadanos haciéndolo poco a poco y sin «atajos», en clara referencia a la izquierda abertzale.

«Quienes tomaron los atajos están desfondados, incapaces de reconocer el error y el daño injusto que han causado». «A quienes tomaron los atajos, solo les pido que, con humildad y respeto, escuchen a familias como esta. Van a escuchar la voz, sencilla y auténtica, del sufrimiento pasado y el compromiso presente con la convivencia futura. Es el camino».

Por su parte, Aitor Esteban ha tenido palabras para EH Bildu recordándoles la «agenda vasca» donde está incluido el Cupo, el Concierto económico, la rebaja de las tarifas eléctricas, la Y vasca, inversiones en energías renovables e I+D+I, la Variante Sur Ferroviaria, el 24 horas en Foronda y las últimas transferencias. Ha insistido también que llegará la hora de defender el Concierto Económico frente a los «Rivera» de turno. «No lo dudes, si el PSOE lo necesita para llegar a la Moncloa no vacilará, pactará con Ciudadanos».

La independencia mediante huelgas

El PNV ha tenido unas palabras muy duras hacia el sindicato ELA-STV, sindicato que es mayoritario en el País Vasco. Ortuzar, presidente el PNV, ha criticado que «su proyecto es ya hoy más político que sindical. Un proyecto que identifica soberanismo y revolución, y que quiere llegar a la independencia a través de la huelga». Ha recordado además que su nacimiento fue fruto del impulso y el cuidado del propio PNV.

Mitxel Lakuntza, actual líder de la ejecutiva de ELA tras la sustitución de Adolfo ‘Txiki’ Muñoz, no ha cambiado el rumbo de su predecesor. «La receta de la ejecutiva de ELA es debilitar lo que hoy tenemos, llevarlo a cenizas para construir no sé muy bien qué. Nos han pasado ya directamente al enemigo». «Han llegado a tal colmo de soberbia y de irrealismo que ya solo ellos son abertzales dignos. Han puesto también en cuarentena a Bildu y a LAB porque no se apuntan a eso de “a la soberanía por la huelga”.

Para construir Euskadi, para levantar Euskadi, para liberar Euskadi, la única huelga que haríamos nosotros es la huelga a la japonesa: trabajar más por Euskadi y no poner palos en las ruedas como hacen ellos».

Fuente: ElPaís.