Euskal Herria

La Ertzaintza detuvo a un hombre por chocar contra un vehículo policial

Un hombre de 35 años de edad fue detenido por la Ertzaintza en la localidad guipuzcoana de Irun, específicamente en la zona de Zaisa, mientras circulaba de manera infractora con su motocicleta a una alta velocidad y sin luz, además de encontrase en estado de ebriedad y drogadicción, para luego chocar contra un vehículo policial.

El Departamento vasco de Seguridad recibió una llamada de una persona que denunciaba que había visto al sujeto pasar varios semáforos en rojo en la calle República Argentina, -en respuesta a esta acusación-, fue activada  una patrulla en búsqueda del infractor desde la avenida de Navarra, donde los agentes encargados de la operación encendieron señales luminosas como forma para que el acusado se detuviera.

No obstante, el infractor hizo caso omiso de la presencia de las autoridades y como manera se desobediencia, aceleró y se montó en la acera moviéndose a unos cien metros para darse a la fuga y seguir rodando en la carretera, indicó la Policía Autónoma Vasca.

Asimismo, el individuo para cubrirse las espaldas hizo uso de un trapo de tela y cubrió la matrícula del vehículo, para así evitar que fuera identificado previamente por parte del cuerpo policial.

Prueba de dopaje arrojó positivo

La situación se había vuelto tensa para los oficiales, ya que el hombre había sido hábil para escapar de éstos, pero su gracia no duró mucho ya que sujeto llegó al punto de conducir hacia la posición donde se ubicaba la Ertzaintza, que a través de su patrulla mantenía las señales luminosas encendidas.

Ante este hecho el conductor no tuvo otra salida de escape para liberase nuevamente de las autoridades, debido a que perdió el control de la moto tras su estado, que hizo que colisionara contra el vehículo policial.

El individuo, pese a encontrase ya en manos de la Ertzaintza se negaba a ser arrestado y buscaba la manera de abandonar el lugar. Luego las autoridades practicaron la prueba de dopaje y comprobaron que el hombre había consumido alcohol y cocaína.

Actualmente el hombre ha quedado en libertad, no se registraron lesionados mientras conducía a alta velocidad en la vía, hecho que al menos fue un punto positivo para el cuerpo policial, sin embargo el caso aún continúa en investigación y él deberá seguir presentándose tras obtener una nueva  cita con la autoridad judicial, para así determinar cuál será el veredicto final de lo ocurrido en la localidad de Ertzaintza.

Fuente: Europa Press