Euskal Herria

Las «víctimas del fascismo» recluidas en Gurs son homenajeadas por el Gobierno vasco

Gurs fue uno de los lugares en Francia donde hubo un campo de concentración con más de 6.500 vascos que huían del régimen franquista.

Se cumplen 80 años desde que se abrió en Gurs, Francia, el campo de concentración que albergó a más de 6.500 personas del País Vasco que huían del régimen franquista durante los años 1939 y 1940. En ese aniversario, el Gobierno vasco ha asistido a los actos de homenaje y de recordatorio que han tenido lugar en el que era el campo de concentración de Gurs.

En dicho acto han participado el consejero de Gobernanza Pública, Josu Erkoreka, así como la directora de Derechos Humanos del Ejecutivo vasco, Aintzane Ezenarro junto con representantes de los Gobiernos francés, español, navarro y aragonés.

En su intervención, Erkoreka ha lamentado el «padecimiento» de todas las personas que vivieron en el campo de Gurs debido a ser «víctimas del fascismo» y ha reconocido el esfuerzo y lo que supuso para la «libertad, justicia y democracia».

Por su parte, el portavoz del Gobierno vasco ha pedido que se recuerde y honre a aquellas personas que padecieron el exilio y que sufrieron por tener que marcharse de su país en la posguerra, relacionándolo con «la angustia que hoy padecen las personas que huyen de las guerras del mundo y migran desoladamente tratando de cruzar las fronteras de Europa en busca de un futuro mejor».

Finalizadas las intervenciones, para amenizar el acto, se llevó a cabo una coreografía sobre la prisión y el exilio de miles de personas en Gurs a cargo del grupo de danza contemporánea Dantzaz. Además, las autoridades visitaron la exposición de grandes fotos Los Caminos del Exilio participando en un homenaje floral en el cementerio del campo de Gurs, junto a los monolitos vasco y navarro.

El campo de concentración de Gurs

En 1939, en Gurs, se construyó el campo de concentración cuyo objetivo era el de albergar combatientes republicanos de la Guerra Civil. Allí fueron más de 60.000 personas de 52 países diferentes (entre ellas las más de 6.500 personas del País Vasco que se exiliaron de España debido al régimen franquista que se vivía en esa época en el país).

Entre 1942 y 1943, el campo de Gurs recibió seis convoyes con cerca de 3.907 personas procedentes de Auschwitz.

Finalmente, el 31 de diciembre de 1945, el campo de concentración se cerró para siempre destruyendo los barracones y plantando árboles en las ochenta hectáreas que formaban el lugar.

Fuente: ElPaís