Euskal Herria

Se rechazan las enmiendas de Elkarrekin Podemos y EH para la Ley de Policía

La modificación de la norma que va a regular a más de 10.000 ertzainas, policías municipales y alguaciles es positiva para los partidos que apoyan al Gobierno y para el PP.

La Ley de Policía del País Vasco se veía las caras hoy con las enmiendas de totalidad presentadas por Elkarrekin Podemos y EH Bildu. Sin embargo, ahora sabemos que seguirá su tramitación en el Parlamento Vasco después de que los grupos del Gobierno (PNV-PSE) y el PP rechazaran las enmiendas. Esta será la quinta modificación de la Ley desde que se aprobó en 1992.

Estefanía Beltrán de Heredia, consejera de Seguridad, ha presentado la nueva norma para regular así a más de 10.000 agentes de la Ertzaintza, policías municipales y alguaciles, además de introducir reformas, como las que van a aumentar la presencia de la mujer en las fuerzas de seguridad, el poder desarrollar una carrera profesional (pactado con PP), una comisión de control para las quejas de los ciudadanos, o la mejora en la selección e ingreso en ciertos cuerpos policiales afectados.

Por su parte, Lander Martínez, de Elkarrekín Podemos, ha defendido la enmienda que se ha rechazado porque califican el texto que modifica la Ley de Policía del País Vasco como un texto «cortoplacista» y «falto de ambición», renunciando así a una policía «participada, integrada, transformadora y eficiente». Para él, la Ley «renuncia a dar respuesta a los problemas actuales, como el maltrato animal, los derechos laborales, los delitos medioambientales, urbanísticos, etc. además de renunciar tratar otros temas como los desahucios, violencia machista o delitos fiscales».

Martínez ha preguntado: «¿a quién protege la policía, a la ciudadanía o al Estado?», respondiéndose: «se sigue el modelo del PP de proteger al Estado, el modelo de Estados Unidos con continuos abusos policiales».

Elkarrakín Podemos critica al PP

Martínez también ha criticado duramente el apoyo que el PP ha dado al proyecto y ha tenido palabras para los partidos del Gobierno por aceptar esa ayuda, más ahora que, en precampaña, el partido ha propuesto que la Ertzaintza se supedite a la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Julen Arzuaga, de EH Bildu, también ha defendido su enmienda calificando el texto actual como un texto de «retoques cosméticos» y cuestionando que deba haber 8.00 ertzainas cuando los índices de criminalidad en Euskadi son bajos.

Con respecto a la policía autonómica, ha censurado su intromisión definiendo lo que, para él, sería la «verdadera policía de proximidad, la policía local que sí se basa en la prevención, en contacto con la ciudadanía de forma natural». Como su compañero, también ha criticado la actuación del PP y el acuerdo que este alcanzo con PNV y PSE.

Por su parte, Íñigo Iturrate, portavoz del PNV, ha defendido el acuerdo con PP y justificando su actuación en cuanto a que tratan de «mejorar los textos legales haciendo que todos participen».

Charli Prieto, del PSE, ha comentado que la nueva ley coloca a la Ertzaintza como «vanguardia de los derechos humanos» en una tierra que ya no es de «asesinos y cómplices», haciendo una clara alusión a la desaparición de ETA.

Finalmente, la participación de Nerea Llanos, del PP, ha sido para defender la tramitación de ley, que considera defiende a una policía «cercana, próxima, que constitucional y estatutariamente tiene encomendado la defensa de los derechos y libertades». Por último, ha reprochado a la coalición abertzale su mención de la tortura cuando aún no ha condenado los asesinatos de ETA.

Fuente: ElMundo.