Política

El PP dice que «los nacionalistas españoles también son peligrosos»

Pablo Casado trata de que los votantes que se fueron a Ciudadanos y Vox vuelvan a sus filas para no «dar carta blanca» a Sánchez en las elecciones del 26 de mayo.

Tras la debacle electoral del pasado 28 de abril, el PP está centrando todos sus discursos en atacar a los dos partidos que le han robado votantes: Ciudadanos y Vox. Ahora, la estrategia del partido es criticarlos y presentar las elecciones del 26M como unas segundas elecciones generales que no resulten fallidas como las de abril. Para ello, Casado repite una y otra vez que el PP es el «contrapeso a Pedro Sánchez, los comunistas y los independentistas».

«Si Pedro Sánchez recibe carta blanca el 26 mayo, no va a tener contrapeso durante cuatro años y no nos podremos quejar. Votar es gratis, pero puede salir muy caro», advirtió Casado en un mitin en Valencia. «No hay que responsabilizar al votante, pero sí tenemos derecho a decirle que la información que ha estado recibiendo por WhatsApp, por editoriales de periódicos o teletipos no era cierta».

Esteban González Pons, portavoz del partido en el Parlamento Europeo, también criticó a sus rivales: «Hay partidos en contra de la Unión Europea, muy cerca, pegaditos a nosotros, que quieren segregar a las personas por su color de piel y cambiar inteligencia por intransigencia. Todos los nacionalismos son igual de intransigentes. Da igual si son catalanistas, franceses o del Brexit. También son peligrosos los nacionalistas españoles porque el nacionalismo es el primer peldaño de la escalera del totalitarismo y del racismo».

En este sentido, se refirió a Puigdemont en cuanto a la decisión del Tribunal Constitucional donde se rechazaba el recurso presentado por el PP y Ciudadanos. «No va a estar en el Parlamento Europeo porque cuando vaya a recoger el acta lo detendrá la Guardia Civil. Me llamó soldado español, queriendo insultarme. Pero para mí no es un insulto y me sorprende que me insulte un cobardica de marca mayor».

Para Pons, el PP es un partido «adulto» y de «centro derecha». «No somos ninguna de las dos copias del PP. Somos el auténtico PP y no estamos divididos ni derrotados, como pretenden nuestros imitadores. Somos el partido de Adolfo Suárez, de Aznar, de Rajoy, de Casado y de Rita [Barberá]». Destaca que el propio Casado elogiara a la exalcaldesa de Valencia cuando se la obligó por parte del partido a abandonar el Senado tras los escándalos de corrupción.

Isabel Boning, presidenta del PP valenciano, dijo que construirán desde los Ayuntamientos «la barrera defensiva contra tanto sectarismo». «Hemos caído una y mil veces, pero nos hemos levantado una y mil veces».

Fuente: ElPaís.